20 de September del 2014

La Asociación de Clubes de Caza Maior teme que el jabalí corra riesgo de extinción

La nueva directiva de la Asociación de Clubes de Caza Maior de Galicia acaba de reunirse con la directora xeral de Conservación da Natureza, Verónica Tellado, para transmitirle su preocupación por las consecuencias de las intensas batidas de jabalí que tuvieron lugar en 2013 y durante el presente año. El presidente del colectivo, Francisco Chan, asegura que en la presente temporada el volumen de capturas ha disminuido de forma notable y que, a falta de censos definitivos, el número de ejemplares caídos "se acerca al 50% de años anteriores". Por eso, en los últimos meses es más frecuente ver a ejemplares de pequeño porte en lugar de a animales adultos. Esta circunstancia "pone en peligro la sostenibilidad de la especie", asegura el colectivo cinegético. Es más, la asociación sostiene que "podemos estar ante un descenso irreversible de este ungulado. La presión del calendario venatorio es excesiva", apostilla Chan. Durante el encuentro con Tellado, se sostuvo la idea de que es posible mejorar la caza mediante "técnicas de gestión y de confinamiento de las manadas reproductoras en el monte, al tiempo que se pueden proteger los cultivos con protocolos de esperar a inmaduros y dispersión de alimentación disuasoria". En este punto, los cazadores coinciden con el sector agroganadero y con los sindicatos, que desde hace años reclaman tanto para el jabalí como para el lobo sistemas de alimentación que los aparten tanto de las tierras de cultivo como de las explotaciones extensivas e intensivas de ganado. La directiva que encabeza Chan pide que finalicen "las inefectivas batidas extemporáneas" y que en su lugar se elabore un calendario más racional, para que no se ponga en peligro a la especie. Los cazadores recalcan que con esta propuesta no quieren bajar la guardia, sino que intentan "dar la mayor satisfacción posible a los agricultores que son, desafortunadamente, los receptores de daños" que podrían minimizarse. Durante el encuentro con la directora xeral de Conservación de Natureza, la nueva cúpula de la asociación también le trasladó la necesidad de dotar a los colectivos de caza de nuevos elementos que mejoren la señalización de batidas y monterías. Se antoja necesario, además, "propiciar canales de colaboración y transversalidad entre los futuros reglamentos de las leyes de caza y de montes de Galicia". Ante futuras críticas, Chan deja claro que el colectivo que representa no va a ser "el que rompa el contrato por el bien de una caza más sostenible en lo social y en lo ecológico", concluye el presidente.

FUENTE: EL FARO DE VIGO

Etiquetas: NOTICIAS